Las webs de COMEDY CENTRAL utilizan cookies y otras tecnologías para mejorar tu experiencia en nuestro sitio.
Por el hecho de continuar utilizando las páginas web de COMEDY CENTRAL,
aceptas la instalación de cookies tal y como se establece en la políticas de cookies aquí.
sÍguenos
15:40

La Cazarrecompensas

17:05 Friends
Secciones

5 COSAS QUE SE COMÍAN EN 1900 Y NO ERAN PERDICES

Se comían antes y ahora te harían llorar o salir corriendo

08 de Abril, 2016

Hoy en día estamos muy bien acostumbrados a que no falten el pan, la carne, la leche o los huevos en nuestra nevera. Pero entre el Desastre del 98 y la Posguerra española nuestros paisanos tuvieron que hacer frente a las hambrunas crónicas como podían. Y cómo podían era muy mal. Aquí, unas cuantas cositas que se comían antes y que ahora te harían llorar o salir corriendo.

1. Piel de naranja o piel de patata fritas.
Sí, la pulpa es de ricos, el zumo también, pero si fríes mucha piel de naranja, a lo tonto se te empieza a quitar él hambre. Con la cáscara de la patata es igual. Entre 1900 y la época que todavía recordaban nuestras abuelas, comer estas lindezas fue cosa de cada día en buena parte de nuestro país. 

2. Ratas de campo.
Y de ciudad también, pero no es cierto que esto fuese habitual. Sin embargo, son muchos los relatos que describen como plato recurrente la rata de campo, a falta de conejos, perdices o gallinas. Suena feo, pero no debía estar tan malo.

3. Gachas de almorta.
La versión más pobre de las estupendas gachas manchegas se hacía con harina de almorta, una sustancia que resulta tóxica si se toma en exceso, dando lugar a enfermedades como el latirismo (dolencia de los huesos y las articulaciones, que se deforman o inmovilizan). ¿Más gachas, Don Camilo? Sí, pero de almorta mejor no. 

4. Carne de burro.
La carne de caballo y de burro, aunque hoy suenen como algo muy raro a los urbanitas, fue (y es) algo relativamente común en muchos pueblos de España y de Europa. Aquella gente habría flipado hoy en día, donde uno puede ir a comprar filetitos de ternera gallega, carne de avestruz o solomillo de cerdo ibérico en el mercado al lado de casa sin arruinarse.

5. El vino más asqueroso del mundo.
El vino siempre ha sido un buen acompañante de la comida de los pobres, ¿por qué? Porque el vino malo es muy barato, y en España, otra cosa no, pero vinos hay muchos, y muchos de ellos están (y antes, mucho más), tirados de precio. El peor vino de Tetra Brik que encuentres hoy seguramente sea una delicia comparado con lo que se vendía a granel en 1900. Desde luego en España siempre fue complicado morirse de sed.


 

© VIACOM INTERNATIONAL MEDIA NETWORKS, S.L.U. / All Rights Reserved. La utilización de esta web implica el conocimiento y la aceptación de sus bases generales de uso.