Las webs de COMEDY CENTRAL utilizan cookies y otras tecnologías para mejorar tu experiencia en nuestro sitio.
Por el hecho de continuar utilizando las páginas web de COMEDY CENTRAL,
aceptas la instalación de cookies tal y como se establece en la políticas de cookies aquí.
sÍguenos
15:11

Cine: Sabrina (y sus amores)

17:20

Cine: Increíble pero falso

19:01

Cine: El príncipe y yo 3: Luna de miel real

20:37

Cine: Ashby

5 GAFES QUE EN EL FONDO TAMPOCO LO SON TANTO

La mala suerte les persiguió, pero vivieron para contarlo

11 de Julio, 2016

Pongamos el reciente caso de un jockey irlandés (sin 'disc', de los que montan caballos en vez de fans borrachas) que, después de ser golpeado en la cara por un corcel tras caerse en plena carrera, ve como la ambulancia que viene a socorrerle le destroza la pierna al hacer marcha atrás. ¿Este tío es gafe o no? Ha sufrido dos accidentes graves en cero coma, pero ha sobrevivido a ambos. Bueno vale, es gafe: lo de la ambulancia es top, y más si encima tu padre, tu hermano y tu tía trabajan conduciendo ambulancias. True story!

Lo de determinar el grado de cenicismo se complica en los siguientes 5 casos, donde la mala suerte extrema se combina con la potra de salir siempre indemne (más o menos). Juzgad vosotros mismos:

Tsutomu Yamaguchi: que te tiren encima las dos únicas bombas atómicas que se han lanzado sobre civiles en toda la historia (la primera en viaje de negocios a Hiroshima, y la segunda ya de regreso a su Nagasaki natal) es una putada, pero si los fuegos artificiales te pillan siempre a 3 kilómetros de distancia y sobrevives, a lo mejor hasta eres un privilegiado. 


Robert Todd Lincoln: cuando eres el hijo de Abraham Lincoln tienes bastantes números de asistir al asesinato de tu padre en el teatro. Lo que ya es más raro es que luego estés presente en los asesinatos de otros dos presidentes americanos. Sin ser él el pistolero, claro.


Roy Sullivan: por mucho que trabajes de guarda forestal en una zona de Virginia propensa a las tormentas, cuando a lo largo de tu vida te caen encima 7 rayos, es que alguien ahí arriba te la tiene jurada. Eso debió pensar Roy cuando se suicidó a los 71 años. Gigantescos rayos 0, Minúscula bala 1. 


Violet Jessop: esta azafata fue víctima de 3 naufragios entre 1911 y 1915, y flotó para contarlo. Uno de ellos, el del Titanic. A lo mejor la película la tenían que hacer sobre ella…


Jason y Jenny Cairns-Lawrence: una pareja con mal ojo para escoger el destino de sus vacaciones, pues estaban en Nueva York por el 11-S, en Londres cuando los atentados del metro en 2005, y en Bombay durante el ataque terrorista que sorprendió también a otra survivor ilustre, Esperanza Aguirre. Si los ves en tu resort, ¡huye!

© VIACOM INTERNATIONAL MEDIA NETWORKS, S.L.U. / All Rights Reserved. La utilización de esta web implica el conocimiento y la aceptación de sus bases generales de uso.