Las webs de COMEDY CENTRAL utilizan cookies y otras tecnologías para mejorar tu experiencia en nuestro sitio.
Por el hecho de continuar utilizando las páginas web de COMEDY CENTRAL,
aceptas la instalación de cookies tal y como se establece en la políticas de cookies aquí.
sÍguenos
15:11

Cine: Sabrina (y sus amores)

17:20

Cine: Increíble pero falso

19:01

Cine: El príncipe y yo 3: Luna de miel real

20:37

Cine: Ashby

4 FORMAS TONTÍSIMAS DE PERDER TU EMPLEO

Cuando la selección de personal se convierte en selección natural

04 de Julio, 2016

La teoría de la selección natural de Darwin dice que en el reino animal, sólo los más fuertes sobreviven. Esto choca frontalmente con lo que vemos a diario en nuestro reino laboral, donde los más débiles, mentalmente hablando, son ascendidos sistemáticamente a los cargos de dirección, mientras, en efecto, los más fuertes sobreviven como pueden con su mísero sueldo.

Por suerte, de vez en cuando aparecen casos que nos devuelven la fe en la justicia y en la teoría de la evolución, como los siguientes ejemplos de despidos recientes, todos ellos más justificados que la jubilación de Vicente del Bosque:

Por comprar agua: tener sed es algo muy normal, pero que un vigilante de seguridad balear abandone el vehículo que está custodiando para ir al centro comercial a comprar agua mientras te roban 41.000 euros, ya no tanto. Beberse su propia orina habría sido un mal trago, pero menos que el despido.


Por mofarte del hijo negro de tu compañera: tras colgar su foto con el niño en Facebook, Gerod Roth, oriundo de Atlanta, remató los comentarios ofensivos de sus amigos con un “(el niño) era salvaje”. Al muy cabestro se le habrán quitado las ganas de reírse de su futuro, y eso que también es negro. 

Por preguntar memeces: un reportero chino le preguntó a Draymond Green, jugador de los Warriors de la NBA, por la relación entre la “lluvia” de triples que su equipo le endosó a Houston, y las inundaciones que devastaron la ciudad tejana. Donde sí hubo una relación causa-efecto atroz fue entre su pregunta y su aterrizaje de patitas a la calle.


Por fingir tirarse pedos: le pasó a un meteorólogo húngaro, que quiso adornar la información sobre el aumento del viento con efectos de sonido (¿y al técnico no le despiden?) y explícitos gestos de esfuerzo anal. A saber qué le habrían hecho si los cuescos llegan a ser reales…


En efecto, el mundo laboral está complicadillo, por suerte esta noche llega Antonio Castelo para arrojar un poco de luz, un par o tres de bombillas, sobre el tema. Será en 'Comedy Central News', como siempre a las 22:00 en Comedy Central.

 

© VIACOM INTERNATIONAL MEDIA NETWORKS, S.L.U. / All Rights Reserved. La utilización de esta web implica el conocimiento y la aceptación de sus bases generales de uso.